Domingo, 06 Septiembre 2009 21:34

On Verra Demain

Written by

Descubrir la tiranía franquista a través de la vida de una mujer, fue la razón principal que tuve para ir en búsqueda del director español Francisco Avizanda, quien se encuentra en Montreal con su película HOY NO SE FÍA MAÑANA SI” o en francés como “ON VERRA DEMAIN, concursando por el mejor largo metraje internacional “ “On verra derain” narra la historia de Gilda Novas, una joven huérfana que trabaja como mecanógrafa en una estación de radio, pero que al mismo tiempo es informante de la policía y miembro militante de una hermandad católica.

La producción de Avizanda es excelente, cuida hasta el más mínimo detalle y logra despertarnos el interés por reflexionar sobre las tragedias que vivieron los españoles en los cincuentas, en especial su personaje central Gilda Novas, quien es interpretada con gran maestría por la madrileña Carolina Bona. Su frágil condición femenina sumada a la rudeza de su personaje es un contraste que atrapa el interés del más desprevenido espectador.

Al ritmo del paso doble, en medio de una fotografía que resucita los horrores de Franco, vamos descubriendo la infamia de la policía, la absurda complicidad del catolicismo y los excesos de un sexo hipócrita, en donde el placer femenino esta condenado a ser una utopía. Logré conversar con Francisco Avizanda y Carolina Bona en la terraza del hotel Hyatt antes de conocer los ganadores de la versión número treinta y tres del Festival de cine de Montreal, FFM .

Yo no se imitar

Francisco Avizanda nació en Isaba España, es periodista y ha estado vinculado al cine desde siempre, tiene una extensa experiencia en corto metrajes y ahora se lanza a conquistar la critica cinematográfica con su película “HOY NO SE FÍA MAÑANA SI”, además se siente muy honrado de estar en Montreal, que su película haya sido escogida para competir por un premio internacional, pues es gran admirador del FFM por su total independencia, por no estar sujeto a las grandes compañías y es un patrimonio canadiense.

N.G. ¿Cómo nació la idea de contar esta historia?

Francisco Avizanda : Un eco lejano me llegó sobre la dictadura, cuando era niño, era una época en donde no se hablaba claramente, se decían las cosas con medias palabras, con gestos, como éramos niños, eso no lo identificábamos bien, porque los adultos no querían que estuvieras enterado de las cosas, después te enteras. También conocí a un hombre que trabajó para el servicio secreto franquista y en el 2005 esta historia de los 50 cobró vida, el guión empezó a tener fuerza y al final consolidé la historia.

N.G. ¿Cómo fue el casting para el rol protagónico?

Francisco Avizanda : Yo buscaba una jovencita, quien sería el hilo conductor de la película y tenía que ser una buena actriz , sino se caía… empecé a buscar con una lupa y encontré a Carolina Bona, cuando la vi, me convenció, a pesar que no tenía puesto el rostro del personaje, me di cuenta que Gilda, la protagonista, se adueño de Carolina, algo que solamente vi durante el casting…por eso pensé: “This is the girl”.

N.G: ¿Cómo ha evolucionado la sociedad española , después de Franco?

Francisco Avizanda : Hay un Franquismo sociológico que queda, el cual se empeña, en ocultar las cosas. Sin embargo, mi película no busca revanchismo de ningún tipo, aunque existe una situación trágica de fondo, se habla de la época, pero intento salir del negro y blanco y entrar en el gris. La gente no puede opinar de forma tan fácil, es más complicado, en España hay un sector no muy grande, un 15% que tiene medios para hacerse escuchar, que recibe muy mal este tipo de películas, donde hay una catarsis. Pero más allá de irritar o apasionar, quiero hacer reflexionar y esto pasa con los dramas que se dirigen al cerebro del espectador.

N.G. ¿Cómo nació la idea de contar esta historia?

Francisco Avizanda : Un eco lejano me llegó sobre la dictadura, cuando era niño, era una época en donde no se hablaba claramente, se decían las cosas con medias palabras, con gestos, como éramos niños, eso no lo identificábamos bien, porque los adultos no querían que estuvieras enterado de las cosas, después te enteras. También conocí a un hombre que trabajó para el servicio secreto franquista y en el 2005 esta historia de los 50 cobró vida, el guión empezó a tener fuerza y al final consolidé la historia.

N.G. ¿Cuál fue el momento más difícil durante la filmación?

Francisco Avizanda: Lo más doloroso fue cuando prescindimos de un actor por tener ocho kilos demás. Del momento en que se eligió al rodaje, su fisonomía cambio y los demás actores del reparto estaban desconcertados. Nuestro mayor tropiezo fue sustituirlo pero algo curioso fue que el actor que lo reemplazo hizo muy bien su papel, parecía que hubiera sido reservado para el.

N.G. ¿Dónde realizaron el rodaje?

Francisco Avizanda Nosotros rodamos en el norte de España, pues el tipo de decorado, tenia que ser autentico, nos trasladamos a la provincia de Navarra en los Afares, encontramos un convento abandonado del siglo XVII, con unos pisos encerrados durante 40 años, por eso nos llevamos la producción al norte, organizamos la producción y el montaje fue un proceso largo, trabamos 12 meses como arqueólogos. La producción quería sumergir al público por dos horas, en la época franquista y los personajes ayudaban mucho.

N.G. ¿Cómo recibió la crítica española este largo metraje?

Francisco Avizanda: Las críticas que hemos tenido han sido extraordinarias y lo difícil es tener opiniones muy buenas, es complicado, sin embargo, nos hubiera gustado que hubiera durado más en cartelera, con mayor publicidad, vamos a tener una difusión minima de tres millones de espectadores, se va a transmitir por la televisión pública, voy a presentarla en dos festivales más.

N.G. ¿Cuál cree que es su ventaja para ganar? .

Francisco Avizanda: No me gusta imitar a nadie. No elegí una actriz muy conocida, siempre primó ese criterio de no imitar, necesitaba un personaje que nos garantizara que podía sostener el peso de la historia de Gilda. Entrevisté gente muy famosa, pero no me convenció y es el estilo lo que marca la diferencia, una cierta decisión en hacer las cosas, tengo influencias muy sanas, pero no se imitar.

 

La memoria histórica es primordial.

Gilda es muy distinta fisicamente a Carolina Bona, quien es una joven dulce, sonriente con una extensa cabellara dorada, ella inició su carrera como actriz a los trece años, estudió en la Escuela de Interpretación Cristina Rotas de Madrid y como tuvo una infancia solitaria, el cine siempre fue su refugio, su fantasía, su sueño, a los 12 años se subió por primera vez a un escenario y allí encontró su lugar. Ha participado en otros largometrajes, en series de televisión, teatro y musicales. Su actriz preferida es Mery Streep.

N.G. ¿Qué fue lo más difícil que tuvo que hacer para personificar a Gilda?

Carolina Bona : Me sentí muy cómoda con el papel desde el primer momento, como actriz tienes la sensación que quieres hacer ciertos roles, pero cuando leí el guión de esta película tuve una sensación más allá de lo normal, que me apasionó, y supe que podía ser para mi. Fue una simbiosis muy fuerte y una vez me enteré que el personaje lo haría yo, tuve un año el guión a mi disposición. Lo mas difícil de interpretar a Gilda, es que ella no es una persona que no siente, sino que se contiene, entonces tienes que sentir todo y luego reprimirlo y como soy una persona muy emotiva fue muy complicado, pero a la vez muy intenso, la experiencia la viví profundamente.

N.G. ¿Qué mensaje le daría a las nuevas generaciones?

Carolina Bona: Hay un valor fundamental para la juventud, que es la memoria histórica, las cosas malas que han pasado en un país no debemos repetirlas, pero tampoco se debe querer borrar lo malo, todos los países tienden a esconder los hechos históricos, pero es importante ser concientes, recordar las cosas para no repetirlas, no solo para martirizarte con lo has hecho mal.

N.G. ¿Qué representa Gilda para la mujer española?

Carolina Bona: Hubo muchas mujeres en historia de España que tuvieron que pasarlo muy mal, Gilda no es un personaje bueno o malo, es una superviviente de las circunstancias. Ella esta sola, tiene que vivir, tiene que comer y superar todos los obstáculos que se le atraviesan, pero gracias a todas estas mujeres que la pasaron tan mal, que debieron sobrevivir, luchar, actualmente las mujeres tenemos derechos y libertades, por eso es importante no juzgarlas sino entenderlas, para guardar y valorar lo que tenemos y no regresar al pasado.

N.G. ¿Como viven las jóvenes españolas esa libertad?

Carolina Bona: Por ejemplo, yo me independicé muy joven, a los 17 años y jamás en la vida he tenido que hacer algo diferente a lo que he deseado hacer, hoy las mujeres tenemos manos, cerebros, podemos salir adelante con nuestra dignidad, honor. Sin embargo existe cierto tinte de facilismo en muchas jóvenes en España que han sido muy protegidas y suelen esperar hasta tener todo preparado, incluso la casa pagada para separarse de sus padres, hay cierto proteccionismo, pero al igual que yo, la mayoría son independientes viajan solas, tienen independencia ideológica, económica. Yo soy madrileña, no se si en provincia sea igual, pero en Madrid es normal que las mujeres seamos independientes, casarse y tener hijos se ha vuelto limitado, pero no es mi caso, cada cual ve las cosas como quiere y escoge la vida que desea y esta bien visto que las mujeres seamos independientes.

 

Agradecimientos FFM

v

Read 65990 times Last modified on Sábado, 21 Diciembre 2013 01:01

Media

Leave a comment